Una boda de cine

Una boda de cine cn J&C…

Cuando conocí a Jessica y a Christian tenían muy claro lo que querían para su boda. Una fotografía sin posados y muy natural, donde pudieran moverse libremente y disfrutar de cada segundo del día, y así lo hicimos. Después de la ceremonia nos bastaron 10 minutos para hacerles unas preciosas fotografías en el mismo jardín y el resto del día simplemente estuvimos muy cerquita de ellos sin perdernos detalle…

Querían una boda de película y literalmente la tuvieron. Todo estaba preparado y ambientado en el cine: las invitaciones de boda que yo les diseñé, imitando a una entrada de cine con la foto de su pequeño, titulándola “¡Mis papas se casan!”; cada detalle del salón del restaurante; la entrada al salón de los novios con sus máscaras de Darth Vader y Soldado Imperial con la marcha de Star Wars…

Jessica, Chirtian y su hijo Ethan son los protagonistas de esta boda que se celebró en Oviedo, en el Restautante De Labra. La ceremonia tuvo lugar en el maravilloso jardín del restaurante, acompañada con la música de Arsis, que siempre emociona con sus temas. En esta ocasión y como no podía ser de otra manera, con temas de películas como Origen, Titanic, Pearl Harbour, La Misión, Over the rainbow, Leyendas de pasión… he hicieron que en más de una ocasión nos emocionáramos todos…

Cristian para sorprender a Jessica hizo de la boda un auténtico cuento de hadas gracias a la ayuda de  Retrocaravan El Boton Rosa, que con la ayuda de sus hadas decoraron la caravana con mucho mimo, también la mesa de la entrada al jardín con los conos de los pétalos de rosa y los botecitos de arroz…

Unos novios muy sonrientes, emocionados y felices y el pequeño Ethan que se comportó como un auténtico ¡paisanín!…

Los novios, los invitados, la fiesta, la boda… ¡espero que os guste!

Preparación novio en casa, boda de Jessica y Christian

Preboda María y Gonzalo

María y Gonzalo, dos Madrileños que escogieron el Paraíso Natural para celebrar su boda, y a nosotras para que tengan ese recuerdo en imágenes.

Querían una preboda en la costa del oriente de Asturias, y les llevamos a Nueva de Llanes, un pueblecito con mucho encanto y una playa llamada Cuevas de Mar con enormes formaciones rocosas perforadas por el mar que dejan al descubierto cuevas y túneles, un paisaje con una belleza enorme.

En esta profesión, cuando conoces a las personas, siempre resulta como una pequeña aventura ya que necesitas que transmitan “algo” para que la cámara lo capte y surja un poco de magia en las imágenes…¡qué fácil nos lo pusisteis chicos! Fue todo un placer pasar esa tarde con vosotros, disfrutando del olor a mar y por supuesto de vuestra maravillosa historia, de como os conocisteis, de vuestros 10 años juntos y de como dos madrileños deciden casarse en Asturias…

Ya estamos deseando que llege vuestro gran día, volver a captar esa mágia y que de nuevo nos emocionéis.

No os olvidéis ¡Queremos ver a vuestro perro Trasto con sus mejores galas!

Esperamos que os gusten las fotos y volváis pronto por Asturias.

Preboda en Nueva de Llanes

Andrea y Kai

Cuando una historia es de verdad, hay que contarla…

Andrea y Kai se pusieron en contacto con nosotras a miles de kilómetros de distancia, Alemania-Asturias. Celebraban su boda por segunda vez, pero ésta era más mágica para la novia, rodeada de toda su familia y en su casa, su pueblo, su hogar…

Sólo hicieron falta unos pocos mails para entendernos y conectar, nos conocimos el mismo día de la boda, en su casa, en ese maravilloso pueblo de Riberas en Soto del Barco, Asturias. Las vistas desde su casa eran preciosas y el sol nos acompañó todo el día.

Kai, de Alemania, se trajo a su familia y amigos que hicieron una boda muy singular mezclando dos culturas tan distintas.

Unos novios muy guapos y sonrientes que nos pusieron el trabajo muy fácil.

Durante la Ceremonia nos acompañó el Cuarteto Risoluto, de las flores y el ramo de Andrea se encargaron flores Alisma. El banquete lo celebraron en La casona de Lupa en Cudillero, con unos jardines preciosos que sirvieron de escenario para las fotos. En el cóctel pusieron su imaginación My Noah Candy con un seating plan en el jardín muy vintage y una súper mesa de chocolates en el comedor a la que no le faltaba detalle alguno.

Sólo podemos daros las gracias por habernos dado la oportunidad de fotografiar vuestra boda, fue un día genial y una boda preciosa, de las que emocionan. Deseamos de corazón que seáis ¡¡muy felices!!

Andrea y Kai posando en los acantilados de Cudillero, Asturias